Artista del mes

Videojuegos que además de divertidos, son bellos

La verdad es que no soy una persona que haya pasado por muchos videojuegos en la vida, pero tampoco me puedo hacer la inexperta, pasé por varias versiones de Pokemon, todo el pack de Mame32, Snes en emulador para PC, donde jugaba interminables horas a Harvest Moon; Zelda Ocarina del tiempo y Chrono Trigger (donde descubrí que Akira Toriyama no sólo dibujó a Dragon Ball en su vida), algunos shooting y de estrategia que mi hermano tenía instalados, incluyendo aquella vez que le dejé en un loop suicida en su partida de Tomb Raider. Y por supuesto, como olvidar, las horas deambulando en Sims y Ragnarok Online. Bueno, visto así, creo que mi juventud sí estuvo marcada por los juegos, especialmente de simulación, donde armabas una vida y eso.

Quizás pocos juegos de los que he mencionado te hayan sido conocidos, a menos que tengas mi edad y hayas gustado de horas de frente al PC antes de la llegada de Messenger (el antiguo Whatsapp), que lo único que hacía uno en el PC era dibujar en Paint y jugar, porque no daban los kilobytes para descargar mucha cosa.

Hoy tenemos una realidad muy distinta, es muy fácil tener videojuegos en nuestros smartphones, lo que significa poder jugar en cualquier momento y lugar, llenar esos recorridos eternos hacia la casa o ignorar al resto durante el almuerzo. Los más jóvenes tienen acceso muy fácilmente a juegos shooting y la gente mayor a juegos de burbujitas y puzzles.

Hay para todos, incluso para los artistas que tienen poco tiempo o interés para jugar. En este post vengo a hablarte de algunos juegos que destacan por su belleza, no busques en ellos competencia o rankings, al contrario

Florence

Este justamente el mejor ejemplo de este tipo de juegos. En este juego no vas a ganar ni perder. Fue diseñado por el creador del juego “Monument Valley” (Ken Wong) junto a un equipo muy motivado por hacer de este juego algo especial (Mountains games). Es relevante saber que para iOS fue lanzado el 14 de Febrero de 2018, porque de eso se trata este juego, de las muchas formas del amor.

A decir verdad, este juego no parece un juego, es más bien una novela gráfica. En ella participarás a través de simples acciones interactivas, como espectador nunca te quedarás quieto, siempre tendrás que hacer algo para que la historia avance. La protagonista, Florence, vive atascada en su rutina, hasta que conoce al guapo Krish, quien además es músico. La historia de amor crece lentamente, nunca verás diálogo, a medida que avance la confianza entre ellos serán más fáciles las acciones a realizar. También explorarás ámbitos del pasado de cada uno, y procesos emocionales y psicológicos que todos hemos vivido alguna vez. El final es sólo uno, pero, por supuesto, no puedo revelarte qué pasa.

El diseño de este juego es simple y detallista a la vez, los dibujos tienen un aire vintage y una estructura de cómic. La forma de relacionarse con las acciones es entretenida y sorpresiva, se nota en cada etapa la creatividad invertida, incluso puedes encontrar reviews donde Ken Wong señala detalles del proceso creativo, escenas descartadas o mecánicas que se cambiaron por otras para que el jugador no perdiera de vista lo que pasaba en la historia.

Por ejemplo puedes ir avanzando en la vida de Florence con un reloj, responder o no llamadas de su madre, escoger si contribuir con respuestas en una discusión, avanzar en las redes sociales o dejarte llevar por la música flotando entre las notas musicales.

Si hay algún “pero” que ponerle al juego es que: sólo te tomará media hora acabarlo, o un poco más, y no es gratuito, aunque tampoco es demasiado costoso. Como es tan corto fácilmente encontrarás videos de personas jugándolo COMPLETO, lo que considero un crimen, ya que si bien tu experiencia visualmente no cambiará mucho, la experiencia interactiva es la que le da toda la “magia” a este juego.

Volver a jugar el juego es como leer un libro o un cómic ya conocido, porque si lo juegas puedes fácilmente dejarlo en tus favoritos. Por último, la música del juego es exquisita y se ajusta perfectamente a cada escena, diría que me recuerda a las mejores películas “good feel” que he visto.

Design Home

Este juego era una especie de placer culpable para mí, porque pensaba que nadie más se interesaría en jugarlo, hasta que gente que me veía moviendo sillones y mesas en mi dispositivo móvil comenzó a preguntarme el nombre del juego. Y bueno, su nombre lo dice: Diseña un hogar.

La mecánica del juego es muy simple: decoras interiores de distintos tipos de casas en distintos contextos. Los elementos para decorar, desde la lámpara colgante hasta la alfombra los escoges tú, tomando en cuenta, claro, las recomendaciones que cada desafío te impone, estas sugerencias pueden ir desde el uso de determinado color o material al estilo decorativo que prefieran tus clientes.

Para decorar y tener los muebles y accesorios necesarios necesitarás dinero, ¿cómo lo obtienes? Pues completando desafíos. Todos los días habrá un desafío que te dará bastante dinero y la app te regala cada día otro poco. El juego es gratuito y puedes jugarlo sin pagar un peso en comprar con dinero real (porque también se puede). Ahora, si no te controlas mucho con los desafíos mejor no vincules tu cuenta de crédito a la App porque la tentación es grande.

Con este juego no sólo puedes entretenerte un rato diario, si no que además agudiza tu sentido estético. De vez en cuando puede que tengas que votar entre diseños de otros usuarios, poniendo en actividad tu juicio crítico y tus preferencias estéticas. Aunque no te des cuenta, este simple ejercicio ayuda a tu mente a analizar decisiones estéticas que amplían tu percepción de los detalles, por ello es que lo recomiendo en este post.

Gris

Lo mejor para el final, Gris es un juego que hace no mucho estaba sólo disponible para Pc o Mac, y recientemente fue lanzado también para dispositivos móviles. Si tienes la posibilidad de jugarlo en un tablet lo recomiendo 1000%.

El artista detrás del diseño de Gris es Conrad Roset, y fue desarrollado por Nomada Studio. Este equipo logró crear un juego con un resultado realmente impresionante, no hay un sólo momento en el juego en el que uno deje de decir “que bello” o no te sorprendas con la apariencia de las etapas. Estéticamente el juego es hermoso, cuidado al mas mínimo detalle, con una textura de grano y acuarela que te hace olvidar que estás en un juego. Además de esto, la música y los efectos de sonido están muy bien cuidados, desde los pasos (que te dan pistas en el juego) hasta la emoción detrás de cada escena.

El juego inicia con la protagonista posada en una escultura con forma de manos, por alguna razón pierde la voz y entonces todo se derrumba. A medida que avanzas por distintas etapas recuperarás los colores que darán vida a distintos paisajes y finalmente lo que había perdido. De paso aprenderás algunas habilidades que enriquecen los desafíos. Los códigos visuales son muy importantes, por ejemplo para reconocer donde puedes caminar o por dónde podrás pasar.

La estética es un poco sicodélica, espacial y análoga, puedes notar el grano del papel y el trazo del lápiz con que se diseñaron los personajes. Cada escena parece una ilustración bien acabada que emociona en su belleza. Antes del lanzamiento del juego el artista en conjunto al equipo de producción comenzaron a lanzar imágenes y videos del videojuego, denotando en estos la dedicación en la estética del juego. El personaje en sí mismo es encantador, desde su anatomía a los detalles que se le otorgan en las escenas cercanas.

El juego es de 2 dimensiones, lo que quiere decir que avanzas hacia izquierda o derecha, arriba o abajo, pero constantemente desafía tu atención lo que ocurre en primer o segundo plano. En tablet los comandos no se ven en pantalla, se resumen a gestos que le dan el movimiento al personaje, y la combinación de estos. Al principio me costó comprender cómo caminaba, porque no existe tutorial previo ni nada, pero es parte de la experiencia, ya que el trasfondo emocional del juego va en concordancia. Así cada vez que se añade un nuevo gesto útil el juego te da oportunidades simples para practicarlo a medida que se va haciendo más complejo.

Algo que me cautivó como juego es que tu personaje no tiene límite de energía, ni vidas, ni puedes morir, el juego no se reinicia si te equivocas, simplemente te permite volver a intentarlo. Sin estas cosas el juego es lo suficientemente desafiante para cualquier amante de los videojuegos.

Ahora, la parte no tan linda es que cuesta dinero, pero su valor es ridículamente barato para la calidad de juego ante la que estamos. Como mis palabras quedarán muy cortas frente a la experiencia, les dejo un video que ejemplifica alguna de las muchas escenas del juego y la excelente música que lo acompaña:

Con estos ejemplos los dejo esta semana, claro que antes me gustaría saber ¿Has jugado un juego de este tipo? Déjame tu comentario abajo y recuerda suscribirte al blog para ver mis post semanales, también puedes seguirme en mis redes sociales donde comparto los links siempre. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.