Libro del mes

Libro del mes: Aprendiendo a armonizar colores

En el primer semestre de la universidad tuvimos un ramo llamado “Fundamentos del color”. El profesor que siempre lo dictaba tenía un problema de salud, así que quedamos en manos que una profesora que fue alumna de un alumno del mismísimo Josef Albers, según decían. Quizás ese nombre no te diga mucho, pero si hablamos de “Interacción del color” (como “reaccionan” los colores a la vista en compañía de otros) este hombre era una eminencia. La profesora sabía mucho, pero fue uno de mis semestres más difíciles.

La teoría del color es un tema que da dolor de cabeza a muchos artistas, y para los dibujantes no es diferente. Personalmente me cuesta un poco el tema de combinar colores, lo noto en cosas como que me echo encima al vestirme más de tres colores distintos, y en medio de un dibujo a veces no sé qué color darle al fondo. En parte parece un estudio sin fin, porque así como dice Josef Albers, si tuviésemos un mismo color rojo frente a 50 personas, lo más probable es que en su mente se representarían 50 rojos diferentes, y si tratásemos de memorizarlo muy probablemente desacertaríamos, porque ni nuestro ojo ni nuestro cerebro memoriza bien un determinado color. Sin embargo, se puede aprender y educar la visión para identificar mejor las tonalidades y matices de los colores, y por supuesto utilizar esto a nuestro favor. Por ello consideré prudente y necesario compartir estos hallazgos con ustedes.

Quiero hablarte de algunas cosas que aprendí con dos recursos que encontré rebuscando en la librería Antártica, el primero de ellos es la rueda de color que les fotografié abajo (doy el dato de dónde lo compré, porque no tiene marca o referencia de página web ni nada, aunque si tienes paciencia y la buscas en internet, puedes encontrarlo como “círculo cromático Rodin”) :

Lo primero que tiene esta mega-super-genial-y-practiquísima rueda es que puedes encontrar las variaciones de color desde el color puro (o sea, 100% saturado y equilibrado) con sus degradaciones hacia blanco y hacia negro, por un lado y el otro. La rueda no invierte muchas variaciones, porque está pensada en que podamos comparar los colores de una manera fácil.

También en la rueda misma tiene algunos tips sobre colores fríos, cálidos, colores puros, colores luz y colores pigmento. Y aquí es donde aprendes algo nuevo (que se los cuento porque yo estuve engañada por mucho tiempo). ¿A que en la escuela te enseñaron que los colores primarios son el rojo, el azul y el amarillo? Pues eso está mal. Sí, ya lo puedes ir borrando de tu base de datos curiosos, porque es un gran error.

En realidad los colores y sus mezclas respectivas se dividen en dos. Primero tenemos los colores luz (aditivos): rojo, verde y azul. Son fáciles de recordar porque tienen una sigla RGB (red, green,blue) que es utilizada cuando hablamos de pantallas. ¿Alguna vez te acercaste mucho a una pantalla o la televisión (las de cátodos en especial, esas que parecían cajas fuertes) y acabaste viendo puntitos de colores verdes, rosjos y azules? eso es porque algunas pantallas funcionan en base a mini foquitos que emiten luces rojas, verdes y azules, y en distintas intensidades producen los colores que podemos observar. Por otro lado, si las sumamos todas en igual intensidad crean el color blanco. Un ejemplo clásico es que observemos la luz del sol, su luz es blanca, pero si desintegramos esa luz vemos todos los colores (el espectro lumínico). Pero claro, no podemos pintar con luz en el mundo real (aunque digitalmente lo hacemos, las herramientas no nos permiten ser muy conscientes de este proceso).

Colores aditivos y sustractivos

En segundo lugar tenemos los colores pigmento (sustractivos): Cerúleo, Magenta y Amarillo, o conocidos también por CMY (cyan, magenta, yellow), los cuales sumándose todos dan por resultado el color negro. Los conocemos en la práctica como las tintas de recarga de las impresoras. Las impresoras usan una tinta traslúcida para lograr la mezca de colores, al ser así, en la vida real para lograr un negro muy negro, debe agregarse tinta negra aparte (y por eso se llama CMYK, pues K hace referencia al negro, el porqué de eso puede ser parte de otro post).

Ahora, si miras la imagen que está más arriba, el trío de colores CMY, en sus mezclas dan como resultado los coloresa RGB, y viceversa. ¿No es maravilloso? Bueno, no se detiene ahí. Sucede que en la librería encontré otro recurso, aunque yo buscaba un descuento sobre el libro de Josef Albers, encontré otro que tampoco hay que desmerecer porque este es el padre de los tutoriales artísticos antes que existieran los blogs y video-blogs: estoy hablando de don José Parramón. Este señor tiene una de las más extensas colecciones de guías artísticas en español que yo haya alguna vez visto, y bueno, en eso de andar buscando descuentos encontré el libro “Armonización de colores”. En este libro se exploran muchos tips dirigidos a pintores y artistas que como yo se cuestionan al momento de aplicar el color.

Una de las primeras cosas que encuentras en este libro es que la mezcla más brillante de colores, y desde donde puedes lograr una mayor gama de colores al pintar es Magenta, amarillo y cerúleo. La teoría del color ha ido modernizándose con el paso de los años, y esta opción de colores primarios permite una gama interesante al dibujar y pintar.

Complementarios, tríadas y colores quebrados.

Los colores armonizan según su interacción entre unos y otros. En otras palabras, los colores en compañía de algunos colores tienen efectos distintos, algunos se potencian, otros hacen doler los ojos, otros producen tensión, e incluso hay algunos que se pueden convertir en nuestras “combinaciones favoritas”. En parte esto tiene que ver con los colores complementarios, las divisiones complementarias y las tríadas y tretradas.

Y aquí es donde la rueda cromática se vuelve interesante. Cuando la tomé la primera vez y comencé a verificar su funcionamiento me encontré con una sorpresa. Si uno anda por internet un tiempo encuentra que por consenso los colores complementarios se basa en la rosa cromática tradicional, esa que nos hacían hacer en el colegio con rojo, azul y amarillo.

colores complementarios
Colores complementarios en modelo tradicional

Se nos enseñaba entonces que los colores complementarios eran aquellos que estaban opuestos en la rosa cromática. Así el opuesto del morado era amarillo, el opuesto del verde era el rojo y el opuesto al azul era el naranjo. Y esto en la teoría está bien, pero la sorpresa es que ¡mi rueda cromática no tenía como opuestos estos que acabo de mencionar! al ubicar el color Magenta como color clave, aparecía como color complementario el Verde. ¡Blasfemia! -pensé- pero antes de volver a la librería a devolver mi rueda cromática, abrí mi libro recién comprado y leí: “estas son las parejas de complementarios: amarillo-violeta, magenta-verde y cyan-rojo”.

modelo rgb y tradicional de colores
Imagen explicativa de Wikipedia, con colores excesivamente chillones.

Entonces comprendí que existen líneas de trabajo de color, con intenciones y resultados diferentes, y a decir verdad, con cualquiera de los dos modelos vas a lograr mejorar tu uso del color. Por ejemplo, hay mezclas lindas como el “bermellón / azul verde” del modelo tradicional, pero en adelante seguiremos en el modelo RGB/CMY porque así lo quiso Parramón y mi rueda de color. Personalmente creo que es mejor una interacción verde/magenta que una rojo/verde, ya que en esta última los colores parecen antagonistas naturalmente (es eso, o me recuerda al Grinch). Es natural que al sobreponer dos colores complementarios veas una “vibración” de color, que a veces se visualiza como una línea blanca-amarilla, u otras veces simplemente molesta a la vista, por lo que tienes que tener precaución al usarlos.

Los colores complementarios además de verse potenciados al estar en compañía (en cualquiera de los dos modelos), al mezclarse generan los famosos colores quebrados (o colores “arratonados” como decía mi profesora de color). Estos colores varían entre grisáceos, verduzcos y cafés. Su uso es muy útil cuando queremos crear un paisaje, o una escena realista, ya que el mundo real está lleno de estos colores.

Pero los colores complementarios no son los únicos que se llevan bien. También a los colores a veces les gusta andar de a tres, a eso llamamos tríada, y son colores que sin ser complementarios directos, se ven bien juntos. La triada más natural es la de los colores cerúleo, magenta y amarillo, pero otras mezclas también son interesantes, por ejemplo, verde azulado, naranjo amarillento y violeta.

triada de colores

La rueda cromática da la opción de diferentes tipos de combinaciones, llama como División complementaria a algo que algunos llaman los “Complementarios isométricos”, y es la combinación de un color inicial + los dos colores que rodean al complementario de ese color. También señala las triadas y las tetradas (combinaciones de 4 colores, tanto en forma rectangular como cuadrada).

rueda de colores
Así lo señala la rueda cromática

Psicología y armonización del color

Siguiendo por el libro de Parramón, nos ofrece una clara explicación de cómo funcionan los colores mezclándose unos con otros. Se detiene en particular en un aspecto muy interesante de la teoría del color, como antes les mencionaba, Josef Albers fue un gran maestro a la hora de hablar de color. Fue maestro en la Bauhaus, y debes saber que de la Bauhaus salió todo lo que conocemos como diseño actual. En conjunto a estudiantes y otros profesores (como Wassily Kandisnky) desarrolló múltiples experimentos de interacción de color, llegando a descubrimientos sorprendentes. Por ejemplo que un mismo color podría varía mucho dependiendo de al lado de qué color se encuentra (spoiler: ambos cuadros café son del mismo color):

Josef albers interaccion  de color

Y no sólo eso, Josef, además de experimentar activamente con papeles de colores sobreponiéndolos unos sobre otros, se dedicó a teorizar sobre la psicología del color. Para él los colores transmiten emociones y “personalidades”. Recuerdo que cuando era pequeña me caía muy bien el número 5 y mal el número 4. De alguna forma mi cerebro le daba características amables al número 5 por sus formas, y rechazaba al 4, imaginándolo molesto, puntiagudo. Nuestro cerebro reacciona a los colores de manera sorprendente.

Por un lado, el espectro lumínico (los colores que somos capaces de ver) nos empuja a que nuestra atención se ponga en alerta frente al color rojo (por ello el letrero de Stop es rojo y nos exaltamos ante el color de la sangre), y reaccionamos en segunda instancia con el azul, un color que nos produce calma y serenidad. Esta psicología del color permite que demos mensajes de temperatura, estados de ánimo, personalidades y situaciones, sin escribir ni una palabra, y muchas veces sin siquiera añadir un personaje. A continuación te dejo unas imágenes que nos transmiten tensión, tristeza, rareza, incomodidad o fantasía sólo con el uso del color (créditos a @colorpalette.cinema y @cinematicpaintings).

El libro de Parramón va así analizando uno a uno los colores primarios y secundarios, con bellas e interesantes imágenes, y muestras de paletas de color hechas a mano exclusivamente para el libro. A partir de ahí nos comienza a mostrar diferentes maneras de aplicar el color en técnicas como acuarela, óleo, acrílico, tinta y pastel.

Siempre he creído que un libro que intenta abarcar mucho no logra profundizar bien en las temáticas que intenta cubrir. Sin embargo cuando quieres comenzar en el mundo del dibujo, o incluso el collage, lettering o diseño, el uso y manejo del color es fundamental. Estas herramientas que te señalé son especialmente indicadas para todos nosotros que algún día (y aún de vez en cuando) no supimos qué colores usar en aquel nuevo proyecto.

En estos momentos me encuentro leyendo el libro de Josef Albers y es una dulzura. Es conseguible en pdf, pero he tomado el libro en mis manos y vale cada peso el tenerlo físicamente, ya que es un indispensable. Cuando lo acabe, si ustedes quieren, puedo hacer un resumen en el Libro del mes. Espero que les haya gustado este pequeño resumen del libro “Armonización de colores” de Editorial Parramón, y la Rueda cromática sin marca.

Y no dudes en dejarme tus comentarios! Me encantaría saber qué piensas. Nos vemos la próxima semana, un abrazo grande!!

wassily kandinsky
Murnau Street With Women – Wassily Kandinsky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.